METAMORFOSIS PARA UN MUNDO NUEVO


Sopla el viento del conocimiento para evitar los riesgos del error,
Para desparasitar la mente en las fallas intrínsecas de la ilusión.

Somos fragmentarios como rocas demolidas,
Vivimos en falsas concepciones.
Somos zarzas y piedras sin saber como hacer con nuestras vidas.

No es solo una la concepción de nuestro mundo,
vivimos en un sin fin desorientado,
Vivimos de un sueño como Segismundo y con las alas rotas de pájaros masacrados.

Vivir no es eso, es otra cosa,
es elevar cual mariposa las alas que al deceso dejen la huella ejemplar,
es entregarse al caminar, al caminar seguro y con el ímpetu de llenar y no vaciar.

Es encontrar amor en todas partes,
es llenarse de información y de verdad. De conocer al mundo como un todo,
de conocer un mundo más global.

Somos la realidad global y planetaria, debemos de unir lo humano dislocado
Pues somos brisa de llanto y espinazo
En este mundo global embarbascado.

No acantonemos la ciencia y la sabiduría, unamos todo; literatura y filosofía,
unamos todo en sola poesía.

Sopla un viento de vida más humana;
seamos un todo universal y un todo separado,
un mundo que involucre y que reúna la pertinencia del presente y el pasado.

Debemos saber ya de quienes somos, sin olvidar por Dios en donde estamos,
De donde vinimos y a donde vamos.

Es importante saber como flotamos en el azul inmenso del universo mío,
del universo de ellos, del universo tuyo.

Es uno y solo uno el cosmos gigante que nos une,
somos materia y espíritu, somos la huella que en la tierra nos reúne.

Somos la ligazón de todo lo plural, de las historias y las filosofías,
de lo simple y lo multidimensional, de las culturas, de las artes y la poesía.

Somos el esputo de un sol que nos lanzó al espacio en resplandores.
Remojados de mar somos vivientes, y desde la diáspora cósmica soñadores.

Somos humanos con animalidad,
donde lo homínido se humaniza formando la individualidad.

Somos biológicos puros con plenaria cultural,
donde aprendemos altruismos con paroxismos de vida y embriagues irracional.

Somos un rizo que une la mente con el cerebro en comunión cultural;
Con apegos, con impulsos, con apego de lo real.

Por eso somos especie reproductora de iguales.
Somos grupo en sociedad, somos chispa que acelera la llama en perpetuidad.

Perpetuidad pluralista llena de diversidad,
con sus variantes y aristas de unidad intelectual.

Somos quimera de muchos y somos uno en lo real,
somos un sueño en vigilia y canción primaveral.

Seamos todo y no cometas, habitantes del planeta,
planetarios de humana condición
donde nos asista el peso de la múltiple razón.

Pigmeo, negro, amarillo, indios y blancos son especie,
especies en sociedad, con sus cantos de estribillo y cantos de libertad.

Todos en nave volamos en el cosmos por igual
con estrellitas lejanas de ese mundo sideral.

Y en esa nave pululan como en torre de Babel,
Mil lenguas y mil caminos.
Porque eso somos amigo; Diversidad y destino, destino y pluralidad.
Publicar un comentario