CONTIGO EN EL RECUERDO



Preso estoy en ti con negaciones, con ausencia de amor indefinido,
como un limbo que atrapa los poemas en un abismo de promesas idas.
Cautivo soy desde el espacio incierto donde el verso se fuga en un retiro
donde no encuentro las lunas cómplices de besos
ni los soles de amor con fuegos encendidos.
Mis ojos ciegos vislumbraran tu figura,  y en mi latir  tus manos buscando la caricia,
el dulce roce que embriagará el instante, para nombrarte siempre, para morir pensándote.
Cautivo de un final contigo en el recuerdo, en los labios de ayer diciendo nuestros nombres,
con las noches de amor y los espejos de dos bajo la luna.

EN ESTAS GANAS


En estas transparentes ganas de descifrar palabras fundidas en un verso, de andar buscando la verdad que no encontramos, en esas ganas aprendemos que el amor impulsa y rema un espacio tras otro de besos, de dolor y de recuerdos.

En esas ganas, cuando la pena nos inclina, buscando a Dios cuando la sombra nos arropa en las preguntas sin respuesta, en esas ganas se nos pierde la mira...da y tramonta el pensamiento sus congojas.

Nos hacemos fugitivos y la piel madura sus estragos, de tanto andar en la resaca del olvido, de ser pozo profundo del alma que no aflora para cubrir los surcos de la piel ajada.

Tropezamos y sangrientas heridas, nos depara la fe truncada que repica y llama para apagar el fuego de todo lo sufrido.



HECHO MIGAJAS



Una vez más expreso mi dolor interminable que sube por mis venas y me asfixia como gas venenoso en mis pulmones.
Gruesa angustia congojada que crepita como lluvia cayendo en los tejados.Interminable es mi voz ahogada que hace fluir mi espanto como bruma oscura, que transita los caminos de mis Lares; arrasadora bruma.

Como en abstraído sueño estoy viviendo este interminable dolor que me asfixia y me abisma en cavilares del gran amor desvanecido.

Ya no se quien soy ni porque vivo, ya mis versos en sangre se manchan y borrosos se pierden, buscando los umbrales de un lejano lugar irrecordable.

Quizá ya esté muriendo en la bruma de mi vida, en esa pequeña luz que aún pervive; la mudez de mi voz, la lisonja arrinconada, bruma y nada más que bruma.

Alguien tañe cual campana mi dolor, lo siembra en aguijones por mi cuerpo. Todo es charco fluyendo alrededor.Migajas se desprenden como barco destrozado entre las olas, como náufrago asido a los deshechos mirando un horizonte que no alcanza.

Todo es bruma con viento enardecido, y yo, gaviota herida no puedo guturar mi canto, caeré a la mar para morir de espumas y arribaré a la playa hecho despojos.

GRANIZOS

Desterrado y despojado de luz cierro mis ojos para romper silencios y adentrarme en la niebla en que vivo y que trasmuta todo lo mío y todo lo que amo.
  • Tal vez olvidé mi humanidad y no entendí que mi corazón tan frágil pudiese mitigar tan repentinos fractales.
  • Tal vez olvidé la mismidad confiada e ilusoria que se pierde en la nada; que las espinas hacen sangrar eternamente. En un laberinto doy vueltas sin llegada, solo abismos. Es tan profundo el vacío y sin embargo floto en el encierro.
  • Se proyecta mi cuerpo entre la bruma y solo encuentro silencios. Apenas susurran mis labios.
  • Apenas pienso;
  • Crepúsculos pasados de tardes olvidadas, llantos, penas de soledad que bajan por todo mí ser. Como la humedad entre la bruma, como el frío que circula y que hiela mis huesos. No quiero pensar más en los granizos que caen sobre mi alma, en los anhelos de mi sueño; pues se han ido por el abismo de mis propias manos.
  • Y en este laberinto siguen mis huellas, la niebla y el granizo, la humedad y la bruma, mis manos se aferran a mi cuerpo para encontrar esencia y sin embargo sigo flotando en el vacío. Mis ojos ven auroras cercanas, Quizá renazca con mi muerte el porvenir.
  • NO PODRÁS ENTENDER

    No pude expresar lo que el viento susurraba a mis oídos cuando soplaba las ramas mojadas del invierno en la tarde plomiza de un ocaso.
    No puedo murmurar mis sueños mirándote los labios
    ni expresar los secretos de mis ojos extraviados en montañas lejanas, cuando mis pies buscan tus huellas tras el laberinto de lunas apagadas.

    Pero quizá debí entender que tus deseos se deshilaban como alas heridas sobre las aguas de nuevos horizontes, de nuevas brisas recobrando plumas.
    Ya no puedo decir que tu amor y el mío son parte de un espejo, ni podremos mirarnos, los dos, como un reflejo.
    Sólo pude cobijarme en tus brazos cansados en una noche contundende de amor, entretejida de paisajes idílicos, junto a un mar con brisa suave como roces de espiga.

    Quizá tan soló pueda repetir palabras sin sentido que no te llegarán, que no rozarán tu oido para poder sentir
    la brisa de un mar de espumas y el canto de las caracolas.

    No podrás entender, ni ver desde mi alma el paisaje de amor con que te quiero.

    DEJA UN RASTRO

    Deja un poco de tus huellas, de tus sueños e ilusiones y no esta soledad que quema con rescoldos de brazas apagandose.
    Deja el aroma de tu piel en los jardines para soñar en la ventana, para sentirte cerca confundida entre las flores. Para sentir que no te has ido.

    ENCRUCIJADA

    Quizás me vaya por caminos floridos
    juntando los recuerdos de verbos consumados
    y solo llevaré como vestido el eco casi eterno de tu voz en mi silencio.


    Porque más allá de rezos imposibles
    dejaré que mis ganas errabundas transiten los días
    para salvar el concupiscente tormento
    que arrebata el preludio trivial de mis ruegos.


    Colocaré a dormitar toda la luz
    en el refugio de tus ojos cerrados
    y en esa oscuridad haré de tu alma mi aposento.


    Crujiran las puertas cerradas de la angustia,
    dejaré que nazca la suavidad del rocío
    para que se humedezca tu voz lejana
    en la fantasía de mi existencia.


    Romperé las barreras con mis manos
    cuando se junte el crepúsculo y la noche
    como el estrépito suave y difuso
    en esta desunión sin tu presencia.


    Porque en estos fractales de deseos
    el ánimo de mis rezos buscara tu cuerpo
    se juntará tu ausencia con mis ansias
    y el crepitar sonoro desde el viento.
    *


    De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
    Derechos de autor protegidos.

    TU NOMBRE SE LLAMA AMOR


    Tu nombre se llama amor

    En las aguas y en el viento

    En las sombras de los árboles

    ...Y expuesto al sol cuando se tibia.



    Se llama amor entre las brasas,

    En el fluir del río y las tinieblas

    En los labios, en mi carne

    Y en los rezos sin ti que te recuerdan.
    *

    De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
    Derechos de autor protegidos.

    ENSOÑACIÓN

    Aqui estoy sobre la misma espera girando mis ojos hacia
    el infinito.
    Tu figura despliega presencia,  y
    ruego al creador te inmortalice.

    En este espacio de infindad me muevo evitando ser arrastrado
    hacia el abismo y alargo mis brazos para tomar tus manos que
     no alcanzo.
    Siento el escalofrío de la soledad y a lo lejos una luz
    abre senderos donde tus pies danzan canciones lejanas.
    Mis ojos se humedecen vertiendo
    lágimas para calmar la sed,
    para calmar la angustia de no hallarte.
    *
    De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
    Derechos de autor protegidos.
    

    AMOR Y AMISTAD


    Que el amor, la amistad y la familiaridad sigan siendo bendición de Dios en tu vida.
    BESOS PARA SUS ALMAS.

    LA DESPEDIDA

    La despedida me fuediciendo adiós
    bordando los recodos de
    mi alma y apresando mi nostalgia.

    Y así prosigue bordando con
    susurros toda la gama de
    sentimientos que quieren
    escapar desde mi pecho para
    aletear sonoros en el viento.

    Ella me envuelve, me llena de
    neblina y me sumerge, mientras
    su adiós me inmanta para
    seguir sus pasos con lágrimas
    de sangre.

    Parece que el volver se aleja,

    más yo sigo el sendero recordando versos, 
    devolviendo el eco para confundirla
    y negando ausencia para estremecerla.

    Allí estoy con los brazos abiertos para auyentar la soledad,

    para renacer y sentirme libre de amar amando hasta la muerte.

    TAL VEZ MI AROMA


    Tejió la noche en sus rincones un sueño desbordado de ilusiones.

    Y fue el amanecer de un mundo nuevo
    donde los árboles vistieron de hermosura.

    Un amanecer de auroras donde nacieron por doquier cantos de flores
    con aromas de pájaros en vuelo.

    El viento cabalgó las margenes del río
    llevando alforjas con simientes.

    Núbiles doncellas dejaron su olor de celo y dehiscentes se abrieron sus petalos al viento.
    Entonces el aire se llenó de olores, de aceites,de bálsamos.
    Se llenaron de cáscaras los nidos y las cunas plañeron sus gemidos.

    Tejió la noche en sus rincones un sueño desbordado de ilusiones y al amanecer tal vez mi aroma como pájaro en vuelo
    se pose entre tus ramas.