NO PODRÁS ENTENDER

No pude expresar lo que el viento susurraba a mis oídos cuando soplaba las ramas mojadas del invierno en la tarde plomiza de un ocaso.
No puedo murmurar mis sueños mirándote los labios
ni expresar los secretos de mis ojos extraviados en montañas lejanas, cuando mis pies buscan tus huellas tras el laberinto de lunas apagadas.

Pero quizá debí entender que tus deseos se deshilaban como alas heridas sobre las aguas de nuevos horizontes, de nuevas brisas recobrando plumas.
Ya no puedo decir que tu amor y el mío son parte de un espejo, ni podremos mirarnos, los dos, como un reflejo.
Sólo pude cobijarme en tus brazos cansados en una noche contundende de amor, entretejida de paisajes idílicos, junto a un mar con brisa suave como roces de espiga.

Quizá tan soló pueda repetir palabras sin sentido que no te llegarán, que no rozarán tu oido para poder sentir
la brisa de un mar de espumas y el canto de las caracolas.

No podrás entender, ni ver desde mi alma el paisaje de amor con que te quiero.

DEJA UN RASTRO

Deja un poco de tus huellas, de tus sueños e ilusiones y no esta soledad que quema con rescoldos de brazas apagandose.
Deja el aroma de tu piel en los jardines para soñar en la ventana, para sentirte cerca confundida entre las flores. Para sentir que no te has ido.

ENCRUCIJADA

Quizás me vaya por caminos floridos
juntando los recuerdos de verbos consumados
y solo llevaré como vestido el eco casi eterno de tu voz en mi silencio.


Porque más allá de rezos imposibles
dejaré que mis ganas errabundas transiten los días
para salvar el concupiscente tormento
que arrebata el preludio trivial de mis ruegos.


Colocaré a dormitar toda la luz
en el refugio de tus ojos cerrados
y en esa oscuridad haré de tu alma mi aposento.


Crujiran las puertas cerradas de la angustia,
dejaré que nazca la suavidad del rocío
para que se humedezca tu voz lejana
en la fantasía de mi existencia.


Romperé las barreras con mis manos
cuando se junte el crepúsculo y la noche
como el estrépito suave y difuso
en esta desunión sin tu presencia.


Porque en estos fractales de deseos
el ánimo de mis rezos buscara tu cuerpo
se juntará tu ausencia con mis ansias
y el crepitar sonoro desde el viento.
*


De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
Derechos de autor protegidos.

TU NOMBRE SE LLAMA AMOR


Tu nombre se llama amor

En las aguas y en el viento

En las sombras de los árboles

...Y expuesto al sol cuando se tibia.



Se llama amor entre las brasas,

En el fluir del río y las tinieblas

En los labios, en mi carne

Y en los rezos sin ti que te recuerdan.
*

De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
Derechos de autor protegidos.

ENSOÑACIÓN

Aqui estoy sobre la misma espera girando mis ojos hacia
el infinito.
Tu figura despliega presencia,  y
ruego al creador te inmortalice.

En este espacio de infindad me muevo evitando ser arrastrado
hacia el abismo y alargo mis brazos para tomar tus manos que
 no alcanzo.
Siento el escalofrío de la soledad y a lo lejos una luz
abre senderos donde tus pies danzan canciones lejanas.
Mis ojos se humedecen vertiendo
lágimas para calmar la sed,
para calmar la angustia de no hallarte.
*
De mi libro CAMINOS DEL SILENCIO
Derechos de autor protegidos.


AMOR Y AMISTAD


Que el amor, la amistad y la familiaridad sigan siendo bendición de Dios en tu vida.
BESOS PARA SUS ALMAS.