EN ESTAS GANAS


En estas transparentes ganas de descifrar palabras fundidas en un verso, de andar buscando la verdad que no encontramos, en esas ganas aprendemos que el amor impulsa y rema un espacio tras otro de besos, de dolor y de recuerdos.

En esas ganas, cuando la pena nos inclina, buscando a Dios cuando la sombra nos arropa en las preguntas sin respuesta, en esas ganas se nos pierde la mira...da y tramonta el pensamiento sus congojas.

Nos hacemos fugitivos y la piel madura sus estragos, de tanto andar en la resaca del olvido, de ser pozo profundo del alma que no aflora para cubrir los surcos de la piel ajada.

Tropezamos y sangrientas heridas, nos depara la fe truncada que repica y llama para apagar el fuego de todo lo sufrido.



HECHO MIGAJAS



Una vez más expreso mi dolor interminable que sube por mis venas y me asfixia como gas venenoso en mis pulmones.
Gruesa angustia congojada que crepita como lluvia cayendo en los tejados.Interminable es mi voz ahogada que hace fluir mi espanto como bruma oscura, que transita los caminos de mis Lares; arrasadora bruma.

Como en abstraído sueño estoy viviendo este interminable dolor que me asfixia y me abisma en cavilares del gran amor desvanecido.

Ya no se quien soy ni porque vivo, ya mis versos en sangre se manchan y borrosos se pierden, buscando los umbrales de un lejano lugar irrecordable.

Quizá ya esté muriendo en la bruma de mi vida, en esa pequeña luz que aún pervive; la mudez de mi voz, la lisonja arrinconada, bruma y nada más que bruma.

Alguien tañe cual campana mi dolor, lo siembra en aguijones por mi cuerpo. Todo es charco fluyendo alrededor.Migajas se desprenden como barco destrozado entre las olas, como náufrago asido a los deshechos mirando un horizonte que no alcanza.

Todo es bruma con viento enardecido, y yo, gaviota herida no puedo guturar mi canto, caeré a la mar para morir de espumas y arribaré a la playa hecho despojos.

GRANIZOS

Desterrado y despojado de luz cierro mis ojos para romper silencios y adentrarme en la niebla en que vivo y que trasmuta todo lo mío y todo lo que amo.
  • Tal vez olvidé mi humanidad y no entendí que mi corazón tan frágil pudiese mitigar tan repentinos fractales.
  • Tal vez olvidé la mismidad confiada e ilusoria que se pierde en la nada; que las espinas hacen sangrar eternamente. En un laberinto doy vueltas sin llegada, solo abismos. Es tan profundo el vacío y sin embargo floto en el encierro.
  • Se proyecta mi cuerpo entre la bruma y solo encuentro silencios. Apenas susurran mis labios.
  • Apenas pienso;
  • Crepúsculos pasados de tardes olvidadas, llantos, penas de soledad que bajan por todo mí ser. Como la humedad entre la bruma, como el frío que circula y que hiela mis huesos. No quiero pensar más en los granizos que caen sobre mi alma, en los anhelos de mi sueño; pues se han ido por el abismo de mis propias manos.
  • Y en este laberinto siguen mis huellas, la niebla y el granizo, la humedad y la bruma, mis manos se aferran a mi cuerpo para encontrar esencia y sin embargo sigo flotando en el vacío. Mis ojos ven auroras cercanas, Quizá renazca con mi muerte el porvenir.