A MIS LECTORES POR SUS ESTIMULOS.


Y en agradecimiento al comite organizador
de los Premios Pequeño Príncipe 2008
por la nominación de este blog.


"Cuando el espíritu del hombre se llena de alegría,
el corazón canta y reparte sus dulces,
en la profundidad de un alma y en la belleza
de un canto que se mesclan con amor"
EL PRINCIPITO
"El Principito es un viajero espacial impaciente y curioso que sale de su pequeño asteroide con la intención de conocer nuevos mundos, pero en su accidentado viaje descubre que su corazón está
al lado de una caprichosa flor, y que su conciencia contiúa enraizada en las más tiernas ilusiones infantiles.
Al llegar a la Tierra, el Principito se encuentra con un hombre "razonable" quien ha olvidado que el lenguaje más próximo a la verdad es, a la vez , el más sencillo.
A través de este libro profundamente tierno. Antoine de Saint-Exupéry señala una verdad eterna que muchos adultos hemos olvidado: "No se ve más que con el corazón. Lo esencial es invisible para los ojos".
"Cuando se recorren sus páginas nos vamos encontrando con perfiles humanos que van desde la estupidez a la vacuidad del hombre adulto.
En sus visitas por los planetas del Rey, van apareciendo: El geógrafo, el Hombre de negocios, el Borracho, y el Vanidoso; todos hombres de experiencia en las labores de la sociedad que a cada uno les caracteriza, pero todos llenos de infelicidad y de vacíos."
"¡Me encantan las puestas de sol!" dijo melancólico con la dulzura del recuerdo.
O la rosa, a la que deberá cuidar de su nuevo amigo el cordero, poniéndole un bozal a éste, porque ella"¡es tan débil y tan inocente! Y sólo tiene cuatro espinas para defenderse contra todo el mundo..."
Es un libro maravilloso que me hizo recordar mi infancia.
Leer el libro es siempre fantástico. Generalmente nos hace ver nuevos tópicos, como la ecológica, que nos responsabiliza no sólo por lo que hemos domesticado sino también por este planeta que hemos heredado.
El hombre de negocios que coleccionaba estrellas por el sólo motivo de tenerlas acumuladas y de este modo sentirse rico, incapaz de estimarlas en su belleza o valorarlas más allá de lo meramente económico.
Al Principito le fascinaba esa manera de estar los personajes tan solos en sus pequeños planetas. Y la situación no cambia cuando visita la Tierra.
La soledad del hombre está en su incapacidad para ver con los ojos del corazón".
Publicar un comentario