COMO ENCONTRARTE



Para que tú me sientas allá lejana donde estás
debo estirar mi vos hacia un ocaso.
Debo esperar que el sol forme horizontes
para escribir en la playa mis palabras.

Y miro mis palabras perdiéndose en resacas
y miro el horizonte más lejos todavía.

Para que oigas, que el viento te busque en el ocaso,
que lleve mi voz y deje escuchar mis melodías.
Y miro el viento perderse en lejanías y mi voz regresa muda,
callada en el fracaso.

Para que tú me sientas allá lejana donde estás
tal vez paralice el universo y mi voz en el eco del vacío,
llegue hasta ti como un silbido.
Y miro el universo expandiendo más los infinitos
y mi voz regresando sin sentido.

Que debo hacer mi Dios para que escuche
esa ausencia de amor con que me hiere,
Y miro a Dios achicando las distancias
en una tarde triste en que ella muere.

Que mi beso busque su alma.
Publicar un comentario en la entrada