BUSCANDONOS

En la tarde casi oscura te vi fluir casi desnuda
por los abismos de todo un infinito.

Porque se que me buscas perdido entre la gente,
levantaré mis brazos para que no me pierdas en silencios.

Y te encontraré en las calles dibujadas de mi mente
mirándote venir desde el ocaso

Aquí en mis pensamientos guardaronse tus huellas.
Aquí mi pensamiento cubierto está de ti,
y mi alma está surcada de paz y sin querellas
de no olvidarte nunca porque estás en mi.

Seré la estrella surgida de cenizas
besadas por el canto de peces en el mar
y emergeré al espacio para alumbrar tus noches,
noches de plenilunio,
y de aguas llenas deseándote encontrar.


Y buscaré tus pasos en los caminos de piedra
bañados cual alfombra en hojas del otoño
y encontraré en tus brazos gemidos y susurros
de rojos pasionales.

De tu piel húmeda absorberé deseos regados por la luna
para quedarme siempre en tu mirada
antes que el diluvio convierta el amor en marejada.

Recibe un beso en tu alma.
Publicar un comentario