TU VOZ

Desde tu alma como si fuese mía
escucho tus palabras.
Me llegan en silencios bordados de ternura
como gotas de lluvia mojando el alma mía.

Humedad que despiertan mis sentidos
cuando en el aire tu voz brisa sublime
impregna resonancias del camino.

Y es que tu voz todo lo cubre,
la calle, el patio de mi casa, las cortinas,
y creciendo se expande en su semilla
de un hogar,
de una mesa
y una lumbre.
Publicar un comentario